20110729

Un Funeral Coreano



Preparativos generales del Funeral

Primero se realiza una pequeña ceremonia dentro de la familia, la preparación del cuerpo es algo íntimo, los coreanos no suelen exhibir al difunto “de cuerpo presente”, como se dice a veces, pues se considera demasiado impactante, por lo tanto solo los miembros más cercanos al fallecido pueden ver el féretro.


El ritual comienza un tiempo antes de que acontezca el fallecimiento (si se trata de una persona enferma). Cuando se avecina el momento, la persona a punto de morir es trasladada a la habitación principal de la casa, donde sus descendientes se reunirán y sujetarán sus manos y pies mientras la observan. Este proceso se denomina imjong. Luego acontece el kobok, proceso mediante el  cual se llevan las ropas del fallecido a lo alto de la casa para llamar a su espíritu. Las personas que realizan estos pasos proceden entonces a sujetarse el cuello con la mano izquierda y la cintura con la mano derecha, agitándose en dirección norte al tiempo que invocan el nombre de la persona que fallecida. Si se trata de una mujer, se grita su nombre y lugar de nacimiento; si en cambio es un hombre, se gritan su nombre oficial y seudónimo. Las ropas del muerto utilizadas para esta invocación quedarán guardadas en un cobertizo abierto.

La creencia cuenta que inmediatamente luego de acontecido el deceso, tres mensajeros del otro mundo vendrían a llevarse el espíritu. Para recibirlos, han de dejarse en la puerta principal tres tazas de arroz acompañado de otros platos, tres pares de zapatos y una suma de dinero para el viaje de regreso.
Luego de esto los miembros de la familia desatan sus peinados, se despojan de sus ropas de seda y objetos que estén llevando consigo, se visten con simples ropas de color blanco (color del luto) y comienzan a lamentarse. El tiempo en que se lleva el luto se denomina songbok, y se elige a un encargado del mismo y a una jefa del hogar, quienes serán los responsables de organizar apropiadamente el funeral. Mientras tanto, los hijos del fallecido permanecen junto a éste a su izquierda si quien murió fue el padre, o a su derecha si se trata de la madre. Todos deben estar despeinados.

El siguiente paso en los preparativos se divide en dos: sup (lavar el cuerpo del muerto con agua perfumada) y yom (vestirlo). El hijo procedería a ponerle tres cucharadas de arroz no cocido en la boca con una cuchara hecha de madera de sauce. Ésta representa la última comida del muerto llamada panbam (arroz de sustento), la cual deberá racionarse en el viaje hacia el otro mundo. De esta manera se continúa preparando al fallecido, a quien se le cortan las uñas de manos y pies, al tiempo que el pelo y uñas que caen en ese momento al piso se guardarían luego en una bolsita denominada chobalnang. Sus pies, manos y tronco se atan por separado con una cuerda, proceso de nombre soryon (pequeña atadura). Luego, todos los miembros se atan al cuerpo realizando siete nudos, y esto corresponde al taeryon (gran atadura). Hoy, ambos tipos de ataduras se realizan en el mismo momento.

Cuando finalmente se coloca el cuerpo en el ataúd (ipkwan) las lamentaciones se hacen sentir mucho más fuertemente. El ataúd se cierra con clavijas de madera. A modo de aplacar un poco las penas de los familiares con algunas sonrisas, en ciertas comunidades se realizan, aún hoy, juegos en relación con la cultura funeraria. Uno de ellos lleva el nombre de tashiryegi, y procede de Chindo, en la provincia de Chollanam-do. El juego se lleva a cabo la noche anterior al entierro, donde los participantes cargan unataúd vacío por todo el pueblo.
El funeral tradicional coreano posee diversos rituales que se van realizando desde el fallecimiento del individuo hasta el momento en que se lleva a cabo el entierro. Éste se transmite de generación en generación combinando las tres religiones/filosofías básicas de Corea: confucianismo, chamanismo y budismo.

En cuanto a la ceremonia en si del funeral, a donde ya asisten los demás miembros, consiste en lo siguiente:
La tradición que se mantiene a todos los niveles de la sociedad, consiste básicamente en entregar una contribución económica para la familia del fallecido con el propósito de ayudar a solventar los gastos del funeral, pues como todo, son sumamente costosos.



La norma social indica que al llegar a la sala del funeral, lo primero con lo que se encontrará es una mesa con una persona a modo de recepción donde se extiende también el libro de las condolencias para registrar a los visitantes y agradecerles posteriormente. Pero además, hay una caja generalmente de madera-donde las personas que llegan depositan un sobre especial con el dinero para la familia. Tras el dinero de las condolencias debe tratar de entenderse como el hecho de que la sociedad coreana ha sido siempre muy unida en el sentido de ayudarse los unos a los otros, como parte de la responsabilidad comunal, por lo que cooperar en momentos difíciles no es algo fuera de lo normal.

Al estar en la entrada, se espera que todas las personas ofrezcan dinero, y por tanto, es difícil no hacerlo. Por otro lado, aunque la persona quien recibe a los visitantes no ve la cantidad dentro de cada sobre, cada uno de éstos tiene escrito el nombre de la persona que lo dio, de manera que al final, los familiares saben exactamente con cuánto contribuyó cada uno.

Durante los funerales, generalmente es el hijo mayor quien encabeza la ceremonia, por lo que quienes van a ofrecer sus condolencias, le encuentran en la sala principal usando una especie de sombrero especial en color claro, o incluso, todo un atuendo en el mismo tono. Se aclara que esto ocurre la sala principal porque luego de ofrecer el dinero, las personas son conducidas a la sala donde se encuentra un altar con la foto del difunto y crisantemos blancos principalmente. Es ahí donde cada visitante realiza dos reverencias completas -hasta el piso- y luego otra a la mitad frente al altar. Luego, hay que voltear de espaldas a la foto del difunto donde se encuentra la familia y hacer otra media reverencia ante ellos para finalmente, abandonar la habitación.

Finalmente, es común pasar a otra sala donde hay comida para los visitantes. Se considera una modalidad ya formal el permanecer ahí, comer, quizá hablar un poco con otras personas, y después, retirarse del lugar o permanecer toda la noche acompañando a la familia en su dolor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante. Me llamo la atencion el articulo pues veo novelas coreanas y tuve curiosidad en saber sus rituales. Les invito a ver estas fantasticas producciones coreanas en viki.com

Anónimo dijo...

Muy interesante, yo twmbien veo novelas coreanas son lo mas!! Muy originales y hermosas ♥�� tambien escucho musica coreana!!!!!!! Realmente esta bueno el ritual y raro..... realmente genial

Anónimo dijo...

Y cual es la razon que los hombres usen una cinta en el brazo..???

Publicar un comentario